Día -1, semana 1

Empiezo mañana.

No sé muy bien cómo va a ir, pero mañana empiezo.

Tampoco sé muy bien qué me lleva a hacerlo, salvo por el hecho de que me gusta hacer locuras de estas, y me encanta sólo el hecho de explicarle lo que quiero hacer a alguien y que me diga que estoy loco.
Esto no es un triatlón, o un IRONMAN, no va a ser en un día, ni va a hacerme sufrir demasiado. De hecho, cuando lo hablaba con mi entrenador Javi Pinto, lo primero que me dijo es que va a ser más duro de cabeza que de piernas.

Tampoco quiero establecer ningún record, y desconozco si lo hay. No lo hago por eso.

Quizá lo hago por que siempre me gustó que la gente no me vea como una persona normal. No lo soy. Aunque tampoco soy raro. Si bien es verdad que esto que estoy a punto de empezar no causará tanto asombro como cuando digo que un día me eché al agua a las 8 de la mañana en Lanzarote y 12horas y 42′ después, acabé el IRONMAN.

La gente ve esa prueba como algo de superhombres o animales, y es verdad que hay que estar algo chalao para intentarla (lo más importante en el IRONMAN, es llegar a la línea de salida, lo demás viene solo), pero si haces deporte 5-6 días a la semana, puedes hacer un triatlón/medioIRONMAN/IRONMAN con relativa tranquilidad.

El otro día salí a correr por Riverside Park, un parque espectacular que tengo al lado de casa, y una delicia para los corredores neoyorquinos (Central Park no es para correr, algún día os lo explicaré), como salgo muchas veces. Poco a poco me encontré bien, a pesar de que hacía casi un mes que no corría por fuera (pusieron un gimnasio al lado de casa y soy una rata de cinta de correr), me encontré con ganas de hacer algo más…caían kms, e iba bien. Mi ritmo no era el habitual (4’34″/km) pero no quería apretar. Bueno, sí quería, pero estaba muy lejos de casa como para venir andando. Y lo cierto es que después de llegar a las Torres Trump, donde este verano tuve mi primer contacto con el soccer en NYC, sabía que ya estaba bien. 10km. Justos.
Sonó como un timbre en mi cabeza…una media maratón a la semana podría estar bien. Así como locura no sonaba mal. No sería una pechada de kms como el IRONMAN, y me quitaría una hora y media a la semana (dos como mucho, o eso espero).

Lo comenté con un par de amigos…”estás loco y punto”. Ahí es donde quería yo llegar!!! Zasca…ya estaba todo dicho.

No sé muy bien qué pasará mañana, aunque creo que el problema vendrá con el paso del tiempo. Quizá Javi tenga razón y más que preocuparme de las piernas, debería preocuparme de la cabeza. No creo que haya problema.

La idea no es poner un día concreto a la semana, sino hacerlo el día que mejor convenga. Y dado que el triatlón me sigue gustando, poder compaginar entrenos.
En enero probablemente vuelva a jugar a soccer en una liga. Y en marzo quizá vuelva a compaginar el actual trabajo con el entrenamiento de soccer de un par de equipos…así que quizá el mayor problema sea el tiempo que me quede restante para poder hacerlo!!!

Una media maratón por semana no es para tanto, así que mañana empiezo!

2014-12-26 14.15.42

Anuncios

Publicado por

Juan L Gonzalez

Diplomado en Turismo, Máster en Dirección de Hoteles. Técnico en Revenue Management. Triatleta, y IRONMAN Finisher.

2 comentarios en “Día -1, semana 1”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s